Entrevista


 

Françoise Gajac
BVO L’opticien

31 rue Sommeiller, 74000 Annecy

Françoise, óptica desde hace más de 30 años en Annecy (Francia) en BVO l’Opticien, nos comparte su experiencia del oficio de óptica y de nuestras colecciones que trabaja desde hace unos veinte años!

¿Cómo definirías vuestra profesión en la actualidad y su evolución reciente?

Nunca nos hemos sentido tan útiles para nuestros clientes. Somos profesionales de la óptica, tenemos una pericia técnica y ahora estamos plenamente reconocidos como profesionales de la salud por atender las necesidades de la población. Al adaptarnos y reinventarnos, hemos podido explotar todo el potencial de nuestra profesión. Seguir al paciente desde la prescripción hasta la entrega de las gafas nos permite entender mejor su perfil ocular y aumentar su nivel de satisfacción. 


En reacción a la perspectiva puramente comercial de los últimos dos años, los jóvenes que ahora entran en el mercado buscan sentido y se enfocan en la salud de los pacientes. ¡Me alegra un montón! Sin embargo, me preocupa mucho ver cómo están evolucionando los seguros complementarios de salud. No quisiera que la profesión pierda su independencia por culpa de ellos.

¿Cómo Lafont logra responder a las expectativas de nuestros tiempos?

Lafont es una marca tanto moderna (por sus diseños y colores) como tradicional (por su pericia óptica). Además ofrece una amplia gama, desde modelos clásicos-retro hasta modelos más extravagantes. La certificación “Origen francés garantizado” (OFG) también es un gran valor agregado.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo relacionado con Lafont?

¡Es un recuerdo muy antiguo! El primer modelo GENIE, en los años 80, de cuadritos o rayitas…

¿Qué debe ofrecer un par de gafas?

Tiene que adaptarse perfectamente a la vista, la morfología y al estilo del cliente. Como óptica, también considero que debe estar bien hecho, con materiales de buena calidad y poca necesidad de atención al cliente. El OFG también es muy importante.

¿Cómo les presentáis la marca Lafont a vuestros clientes?

Les describo el mundo Lafont: la tradición familiar de la marca, el OFG y la producción en el macizo del Jura. Cuando estudiaba en la ciudad de Morez, en la región del Jura, tuve la oportunidad de enfocarme en la fabricación óptica y de visitar la Manufactura Thierry en Morbier. Por lo tanto, me agrada explicarles a los clientes cómo se fabrica una montura y cuáles son las distintas etapas de su creación a partir de una placa de acetato y de una bobina de cable.

¿Las gafas solo son un accesorio de moda?

Sí se han convertido en un accesorio de moda, pero son mucho más que eso: sirven antes de todo para mejorar la vista. Al considerar que el 80% de las informaciones que le llegan al cerebro vienen de los ojos, se entiende claramente la importancia de estar bien equipado.

¿La óptica es vuestra pasión?

Sí, ¡y sigo aprendiendo todos los días!

¿Tiene alguna montura favorita?

La próxima que me deje sin voz!


 

Steven Dumont & Kaat Delameillieure
OPTIEK DUMONT

Rijselstraat 109 8200 BRUGGE

Kaat Delameillieure y Steven Dumont de Optiek Dumont en Brujas (Bélgica) trabajan las colecciones Lafont desde hace más de 30 años!
Descubra la entrevista con estos dos ópticos apasionados por su profesión y los productos Lafont.

¿Cómo definirías vuestra profesión en la actualidad y su evolución reciente?

Más allá de su papel tradicional, el óptico del siglo XXI también cumple funciones de coach ocular e incluso de consultor de moda. Una montura que combina pericia óptica con alta tecnología no es un mero accesorio: es un bien esencial. Esta combinación permite destacar de la competencia y de los productos de nivel inferior. Un óptico ejerce una profesión muy completa: debe tener pericia técnica, seguir las tendencias de la moda y prestar servicios paramédicos. Las colecciones de Lafont lo ilustran perfectamente.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo relacionado con Lafont?

A principios de los años noventa, el modelo GENIE estaba disponible en muchos más colores de lo que ofrecía la competencia. Por su amplia gama de tamaños y colores, este modelo capturaba y sigue capturando la esencia de Lafont.

¿Qué debe ofrecer un par de gafas?

Una visión óptima y una montura personalizada que enmarca la mirada y abraza la personalidad de cada uno de nuestros clientes.

¿Cómo les presentáis la marca Lafont a vuestros clientes?

Las otras colecciones de alto nivel que ofrecemos tienen grandes calidades, pero ninguna de ellas seduce a los clientes como las monturas Lafont por su historia y elegancia a la francesa. Siempre les explicamos que están diseñadas por la familia Lafont y producidas en una manufactura de la región francesa del macizo del Jura. Lafont sobresale por sus diseños y colores inolvidables, además de ofrecer un servicio al cliente excepcional!

¿La óptica es vuestra pasión?

Sin lugar a duda: incluso después de treinta y tres años, día tras día, nos sigue apasionando nuestra profesión.

¿Tiene alguna montura favorita?

La GRETA rosa para Kaat Dumont y la GENIE 3066 azul translúcido para Steven.



¿Las gafas solo son un accesorio de moda?

Las gafas son como la ropa: siempre buscamos el par que mejor vestirá el rostro de nuestros clientes.


 

Regina Bock
Children’s Eye Care

Kirkland, Estado de Washington, USA

Regina Bock, del Children’s Eye Care de Kirkland (Washington, D.C., EE.UU.) se enamoró de Lafont hace más de 20 años. Desde entonces no ha dejado la Casa Lafont ni sus colecciones.

¿Cuál es vuestro primer recuerdo relacionado con Lafont?

Todavía me acuerdo de un par de impertinentes que Lafont estrenó a principios de los años 2000. Me encantaban pero estaba ocupadísima, criando a niños pequeños, y no me los compré. Desde hace unos años, mi esposo ha estado trabajando con la ópera local y hemos atendido varias funciones por temporada (excepto en 2020 porque las funciones fueron canceladas): todavía sueño con sacar aquellos impertinentes de mi bolso, desplegarlos y acomodarlos en mi nariz para apreciar la obra, imaginando las miradas envidiosas de los demás espectadores.



¿Cómo definirías vuestra profesión en la actualidad y su evolución reciente?

La pandemia de COVID-19 ha provocado una profunda transformación del sector: en 2020, los protocolos de salud y seguridad se han convertido en la nueva “atención al cliente”. Como consultorio pediátrico de oftalmología y cirugía, hemos procurado aplicar todas las precauciones necesarias sin asustar a los niños. Estamos especializados en retinopatía de los prematuros, estrabismo, ambliopía y fuertes miopías. Cada día necesitamos monturas que puedan acomodar graduaciones desde +29.00 para los prematuros con afaquia hasta -26.00 para otros pacientes con fuertes miopías. Hicimos maravillas con la montura ABC de estampado floral para una niña de cuatro años con una diferencia de dieciséis dioptrías entre los dos ojos. Muchas veces, los pacientes con graduaciones más extremas no tienen más opciones que modelos muy genéricos. Por lo contrario, Lafont es compatible con las graduaciones más extremas y les ofrece a los niños y jóvenes de 0-19 años un estilo y una comodidad que pocas veces habían experimentado.



¿Qué debe ofrecer un par de gafas?

Antes de todo, busco gafas que cumplan a la vez con criterios de calidad, estilo y comodidad. Tal combinación no es fácil de encontrar, pero Lafont siempre está a la altura de mis expectativas. Para nuestra clientela infantil, también procuro seleccionar monturas alegres.



¿Cómo les presentáis la marca Lafont a vuestros clientes?

Atendemos pacientes con graduaciones muy altas, tanto de cerca como de lejos. Al conversar con los niños y sus padres acerca de las mejores opciones disponibles, les explicamos que el nivel de calidad debe ser proporcional al nivel de graduación: la mayor parte de los modelos no están diseñados para aguantar lo extremo de nuestras prescripciones ni lo temerario de los niños. Les explicamos que las monturas Lafont no solo les proporcionarán calidad y comodidad, sino también una amplia gama de colores y un estilo original. 
Recién atendí a una joven en silla de ruedas con autismo no verbal que por fin se animaba a cambiar la montura morada de su niñez. La madre buscaba un par con el que su hija se podría quedar durante años porque tenía una graduación muy estable y no le gustaba el cambio. Terminaron escogiendo una BECKY caparazón de tortuga que le encantó a toda la familia.



¿La óptica es vuestra pasión?

Me apasionan la óptica y la compra de monturas. He usado gafas desde muy pequeña, algunas muy feas o frágiles. Quisiera ayudar a mis pacientes a encontrar un par en el que puedan contar y que alegre sus días, refleje su personalidad y corresponda con su estilo de vida. También me apasiona la óptica: es una gran satisfacción poder explicarles a mis padres, que conservan un terrible recuerdo de las gafas de su infancia, que los vidrios y las monturas de hoy son mejores que nunca.

¿Tiene alguna montura favorita?

Es difícil escoger, pero me gusta la CLIN D’ŒIL. La tuve en rojo/morado y se la hemos vendido a varios pacientes en rosa translúcido/dorado. Aquella montura a la vez delicada y flexible tiene un sútil toque “steampunk”, o retro-futurista. A mí me parecía sumamente cómoda y resistente.

¿Las gafas solo son un accesorio de moda?

En el caso de nuestros pacientes, que tienen graduaciones altas, cumplen una función más práctica: sin gafas, la mayor parte de ellos no podría salir de su casa o ir a la escuela. Pero cuando un par es a la vez práctico y estético, es una fuente de orgullo y contribuye a la satisfacción del cliente: lo comprobamos a diario en el consultorio.